Librerías del mundo

Faulkner House Books, Nueva Orleans

Un silencio sepulcral te advierte desde el primer momento de que estás en un templo. Hay más silencio en esta minúscula librería de Nueva Orleans, la ciudad que acaba de cumplir 300 años, que en la cercana catedral de San Luis, en pleno French Quarter.  

Faulkner House Books, Nueva Orleans

Aquí vivió durante unos años a partir de 1924 el escritor William Faulkner  (Premio Nobel de Literatura en 1949) y aquí escribió uno de los textos más exitosos de sus inicios: La paga de los soldados.

Faulkner House Books, Nueva Orleans

Faulkner, que había nacido en el vecino estado de Misisipi, llegó para trabajar de periodista a Nueva Orleans, donde conocería a su editor. Después escribiría sus obras más conocidas,  El ruido y la furia y Mientras agonizo.

Se considera a Faulkner rival estilístico de Ernest Hemingway, escritor nacido en Chicago y que vivió un tiempo en Key West, en una casa que también tuvimos oportunidad de visitar en este viaje. Hemingway también fue Nobel de Literatura, en 1954. Las frases largas de Faulkner contrastaban con la brevedad de Hemingway.

Faulkner House Books, Nueva Orleans

Shakespeare and Company, París 

Shakespeare and Company. Librería París

Lo primero que sorprende al llegar a esta librería situada en el Barrio Latino, muy cerca del Sena, es que haya cola para entrar. ¡Cola en una librería! Definitivamente, París es diferente (también ves a gente leyendo en los parques y en las riveras del río).

Se trata de una librería anglófila abierta en 1951 por el americano George Whitman y por la que pasó buena parte de la generación beat norteamericana, como Allen Ginsberg y Lawrence Ferlinghetti (el fundador de la Librería City Lights de san Francisco). Actualmente la regenta la hija de Whitman, Silvia, y no sabemos si ella era la mujer que leía y comentaba poemas en una sala con unos 10 culturetas el día que nosotros fuimos.

La particularidad de la librería es que da cobijo a escritores llegados a París a cambio de que trabajen unas horas.

Esta librería se considera la heredera de una de las librerías más famosas del mundo, del mismo nombre. Abrió cerca de allí, en la calle Odeón, en 1919  como iniciativa de una americana, Sylvia Beach, y cerró tras la ocupación alemana de París en 1941. Por allí pasaron escritores estadounidenses de la llamada Generación Perdida, como Hemingway, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein, además de británicos como James Joyce. El Ulisses de Joyce se publicó aquí en 1922 y fue prohibido en Inglaterra y Estados Unidos.

Dicen que la librería cerró porque Sylvia Beach se negó a venderle una novela de Joyce a un oficial nazi. Sylvia pasó seis meses en un campo de concentración.

Tiene dos plantas y muchos recovecos y es muy pequeña. Pasillos estrechos, estanterías hasta el techo… Parece que sea imposible que quepa un solo libro más. Tiene algo de hipnótico y por ella corretea un gato que fácilmente se relaciona con el gato negro parisino, uno de los grandes símbolos de París heredero del cabaret Le Chat Noir (1881-1897).  Justo al lado tienen un café, Shakespeare and Company Café.

City Books, San Francisco

La librería City Books de San Francisco es el templo de la literatura beat. Fundada en 1953 por Lawrence Ferlinghetti, la librería se hizo muy famosa a raíz del juicio por obscenidad al que se enfrentó Ferlinghetti en 1957 por haber publicado el poema Aullido, de su amigo y poeta Allen Ginsberg. Ambos, junto con Jack Kerouac, son los nombres más famosos de esta generación estadounidense, definida a partir de su rechazo a los valores estadounidenses de la épica, el uso de drogas, la libertad sexual y la filosofía oriental, además de su voluntad de visibilizar el lado más marginal y clandestino de la sociedad. Movimiento que influenció posteriormente a los hippies de San Francisco.

City_Lights_Bookstore

Y realmente hay que reconocer que la librería tiene este toque marginal y clandestino. Repleta de libros, con pasillos recónditos, parece que no quepa ni un libro más…

Justo enfrente de la librería, separado por una pequeña callecita que lleva el nombre de Jack Kerouac, está el Vesubio Bar, un bar fundado en 1948 en el que la generación beat se reunía y que después también fue frecuentado por Dylan Thomas y Bob Dylan.

Bertrand, Lisboa

Librería Bertrand Lisboa

Fundada en 1732, dicen que es la librería en funcionamiento más antigua del mundo. Así se lo reconocieron los Premios Guiness en 2011. La librería fue fundada por un francés en el barrio de Chiado, en la calle Loreto, pero tras el terremoto de 1755 se trasladó a su actual emplazamiento, en la calle Garret.

Ha sido siempre una librería frecuentada por literatos. En el siglo XIX se organizaban animadas tertulias con la presencia de José Maria Eça de Queirós, el gran literato portugués del siglo XIX.

Y del gran escritor del XIX al gran poeta del XX: Fernando Pessoa. Porque al lado de la Librería Bertrand está el Café A Brasileira, un café abierto en 1905 muy del agrado de los intelectuales portugueses y famoso porque lo frecuentaba Pessoa. Frente a la cafetería, la estatua que homenajea a Fernando Pessoa. Un triángulo muy literario.

La librería está repleta de libros, pero es grande y no tiene el encanto de la Shakespeare and Company de París o de la City Lights de San Francisco. Se ha convertido en una macrocadena con más de 50 librerías en Portugal.

Librería Bertrand Lisboa (2)

Anuncios